Turquesa

Turquesa ONLINE SHOP

Lettura in italiano
Turquesa – La leyenda de las tribu de los nativos de América cuenta que la Turquesa tiene sus orígenes en una mágica noche de luna, en la cual todas las tribu bailaban para celebrar la llegada de la lluvia muy esperada y por fin caída. Tal era su alegría que mientras bailaban lloraban, y sus lagrimas mezcladas con las gotas de la lluvia se absorbieron por la Madre Tierra y una vez secas se transformaron en las piedras del cielo y del agua, la Turquesa.
brazalete en turquesaDesde entonces todos los estados habitados por las tribu empezaron a vislumbrar largas y finas lineas azul intenso en las rocas. Los sabios dijeron que se trataba del cielo y del agua que habían depositado una parte de ellos mismos en las rocas, para que fueran admirados y y venerados por todos.
La Turquesa empezó a ser considerada la piedra del cielo y del agua, de la buena suerte y de las bendiciones divinas, de las protecciones de los espíritu malvados y como piedra protectora de la salud y de la prosperidad.
Considerada la gema de los sabios y de los chamanes, en el pasado no todo el mundo podía acercarse, solamente los que podían hablar con los Dioses; hoy día los habitantes del sur oeste de los Estados Unidos – las antiguas áreas habitadas por las tribu – la llevan como símbolo de riqueza y bienestar, y cuentan que hace un tiempo la misma Madre Tierra era un trozo de Turquesa, hasta que Dios la transformó en Mujer.
Los Nativos Americanos la llamaban de distintas maneras, pero el más conocido era Sky Stone, la piedra del cielo, que evocaba el tono más común. La Turquesa extraída de las minas del suroeste se cortaba en discos y se engastaba en madera, en conchas o huesos o se tallaba directamente, dándole la forma de uno de los animales sagrado de las culturas nativas.
El uso de la Plata como alternativa a las primeras monturas llegó hacia en 1890, cuando los emigrantes españoles trajeron consigo sus conocimientos de orfebrería.
La Turquesa es una piedra rica de fascinación, tiene la capacidad de deslumbrar con su belleza y pureza, y justo fue esta característica que hizo de ella una gema valorada, venerada y vista como símbolo de algo divino para muchas culturas a través de los siglos: la Turquesa- la piedra escondida por la Madre Tierra, la piedra bajada del cielo,- ha sido venerada por su belleza, como piedra espiritual y portadora de vida durante más de 7000 años.
Los Egipcios fueron entre los primeros en venerarla y utilizarla como decoración para todo lo referente al Faraón. La prueba de eso fue el descubrimiento de una pulsera de Oro y Turquesa encontrado en la muñeca de una momia en una región egipcia, el más antiguo ejemplo conocido de joyas de más de 7000 años atrás.
En el Imperio Persa se extraía la Turquesa desde antes de 2100 a.C.; los escritos dejados y heredados por las antiguas familias persa hablan de vasija hecha con piezas enormes y únicas de Turquesa, el más grande de los cuales podía contener 25 litros de agua, y durante siglos el Medioevo fue el principal proveedor de esta piedra para los reinos egipcio, romano, nubiano, griego, turco-otomano.
La Turquesa es una piedra esencial también para la cultura tibetana: llevado igualmente por hombres y por mujeres se usa como joya, como ornamento para peinado, engastado en cualquier accesorio como decoración para la persona o para la casa; es una de las piedra símbolo de la cultura religiosa del lugar, usada durante ritos y celebraciones. Es una piedra considerada beneficiosa a nivel psicológico y su naturaleza tan luminosa se dice tenga propiedades purificadoras para la sangre y el hígado y se cree que gracias al sentido de tranquilidad que emana puede bajar la tensión sanguínea.
China ha utilizado la Turquesa desde los tiempo más antiguos, sobretodo en joyería, y para los chinos solo está precedida por el Jade.
Los Reyes y los Emperadores Aztecas llevaban coronas y colgantes de este material como amuleto para la buena suerte y como protección para su salud, y para garantizar una larga vida al reino.
anillo en turquesa verde naturalSegún la tradición, a la Turquesa se le reconocen muchas propiedades protectoras y favorables a la palabra y a la comunicación, ademas de muchas virtudes terapéuticas entre las cuales la capacidad de proteger de las mordeduras de las serpientes venenosas. Se dice ademas que esta piedra destiñe al acercarse una desgracia, y antiguamente se creía que fuera capaz de infundir valor en la batalla y de señalar la infidelidad volviéndose negra en caso de adulterio.
Este material, famoso y conocido en todo el mundo, presume de sus mejores cualidades en el mundo tibetano, persa, chino y en toda la parte suroeste de los Estados Unidos, entre Nevada y Nuevo México, con la más antigua mina todavía en activo, la Cerillo Mine, en el condado de Santa Fe, entre Santa Fe y Albuquerque.

LAS FORMAS Y COLORES DE LA TURQUESA
La piedra de la Turquesa es un mineral que se formó hace 30 millones de años, a partir de un fosfato de Cobre, Hierro y Aluminio filtrado con agua a través de una piedra anfitriona. turquesa blue-bird El color de la piedra puede variar enormemente estando en el interior del mismo yacimiento de extracción según el porcentaje de los metales incluidos: más elevada le presencia de Cobre más esta será azul marino/azul, mientras, en el caos de prevalecer los demás componentes, mayor será el tono verde.
Las demás gradaciones que puede tener la piedra se deben a los residuos de la piedra anfitriona, llamada matriz, y puede variar desde herrumbroso, al negro o al marrón.
Una matriz negra suele indicar normalmente la presencia de Pirita, herrumbroso o naranja indica oxido de Hierro, mientras un amarillo-oscuro se da por la presencia de Riolita. Las matrices finas, llanas y lineales se conocen con el nombre de matriz en tela de araña (spider-web matrix), y son las que ensalzan mayormente las cualidades de la Turquesa natural.

LAS MINAS DE TURQUESA
Distintas pueden ser las procedencias de la Turquesa, desde china o mejicana, Nepal, persa hasta americana, área geográfica más rica en la cual se extraen las variedades más interesantes, entre los Estados de Arizona, Nevada, Nuevo México y Colorado. Fascinantes y evocadores también los nombres de las minas, como Lander Blue, Bisbee, Blue Gem, Carico Lake y Cerillo.
BISBEE: la mina de Bisbee, al sur de Arizona, es la más conocida y la más rica mina de material, y una entre las primeras a ser utilizada. Muy amada por el pueblo Navajo, se aprecia por la Turquesa que se extrae, de un bonito azul profundo, y con la matriz en tela de araña. En origen se abrió por la extracción de Cobre, pero después la turquesa ha sido el producto con mayor valor.
BLUE DIAMOND: particular mina de Nevada, inaccesible en los meses de invierno, produce un tono de Turquesa muy claro veteada con lineas de un azul oscuro e intenso. La matriz de esta variedad de Turquesa puede ser negra o marrón.
CARICO LAKE: esta variedad de Turquesa toma su nombre del lugar donde se encuentra la mina de donde se extrae, el lecho seco de un lago en el Condado de Lander, Nevada. La mina de Carico es una mina que extrae principalmente oro, y la Turquesa extraída es muy poca y rara y también por eso más valiosa. Los tonos de esta valiosa y única variedad varían desde el verde claro al verde agua, coloración debida a la presencia de Zinc en la mina. Las piezas más valiosas son de un verde-azul con matriz negra en tela de araña.
turquesa kingman naturalCERILLO: es la única calidad de Turquesa que nace y se forma en la base de un volcán, y toma tonos de color particular debido a la presencia de distintos minerales en las rocas anfitrionas que forman la base de la montaña. Hasta ahora se han identificado no menos de 75 distintos matices de Turquesa procedente de la mina de Cerillo, que van del verde oliva al intenso verde-azul, hasta la transparencia del verde agua. La mina- que se encuentra a pocos kilómetros de Santa Fe- es la más antigua de América del Norte y fue explotada por la tribu Pueblo, porque la Turquesa surgía espontáneamente del suelo cada vez que el volcán provocaba pequeñas sacudidas. Desde entonces este pueblo nunca ha dejado de extraer y comercializar este valioso mineral, llegando a los mercados de la costa este, hasta que en 1870 hubo el boom de la extracción de la Plata que se desarrolló también en esta área. La mina fue abandonada y sucesivamente tomada por Tiffany & Co., que entre 1892 y 1899 extrajo Turquesa por un valor de casi dos millones de dolares.
DAMELE: la mina de Damele, en Nevada, es muy pequeña pero tiene la particularidad de producir la única Turquesa amarilla-verde natural, cuya coloración no se debe a la presencia de Zinc. La matriz de esta variedad es en tela de araña y varia del marrón al negro. Por las dimensiones de la mina y por lo único del material, la Turquesa que se extrae solo es para colecciones.
DRY CREEK: esta mina de Nevada, conocida también como Burnham, produce pequeñas cantidades de Turquesa clara, que tiende al azul pastel y al blanco, tonos debido a la presencia de Aluminio. Este material, extremadamente raro por su coloración tan particular y extraído de una única veta, se llama White Buffalo. La matriz de Dry Creek es dorada, marrón o gris claro.
KINGMAN: la Turquesa de Kingman es el producto secundario de la mina de Cobre de Kingman, Arizona. Extraída por las tribu nativas muchos años antes de la llegada de los europeos, toma coloración que varia desde el azul oscuro al celeste, con un ligero veteado en verde. La matriz puede ser marrón o negra, y a menudo presenta restos de Pirita.
MORENCI: extraído en el sur este de Arizona, esta Turquesa es azul intenso esplendido. El particular de esta variedad está en la matriz, poco habitual por su irregularidad y por la presencia de una forma de pirita que si se pule parece plata. Valiosa variedad de Turquesa para colección, ya que la mina está casi agotada.
NUMBER EIGHT: mina de Nevada, descubierta en 1925 y casi agotada, produjo algunas piezas entre las más grandes puestas en comercio, con tonos desde el celeste al azul intenso, con pequeñas pinceladas de verde, y con matriz dorada o negra. Representa hoy día una de las variedades para colección.
BLUE RIDGE: pequeña mina en el norte de Nevada, en verdad formada por dos minas, que extraen Turquesa azul-celeste y amarillo-verde. Son minerales para colección.
ROYSTON: productora de la Turquesa Royal Blue, que varia los tonos desde el verde intenso al azul claro, todos con matriz marrón. También esta mina ya solo produce piezas para colección.

SIMBOLOS MINERALES RELACIONADOS

brazalete en madrépora naturalMadrépora anillo en ámbar naturalÁmbar anillo en amatistaAmatista
spondylus y turquesaSpiney Oyster
(Spondylus)
anillo oriental en ágataÁgata joyería céltica - turquesaPropiedades
de las piedras

 

Tag: , , , ,