Joyas de los Nativos de America

TODA LA COLECCION INDIOS DE AMERICA ONLINE PARA LA VENTA

Cuentos trasmitidos oralmente y descubrimientos arqueológicos son testigos de la gran importancia que los Nativos de América daban a las joyas en la vida cotidiana y, durante milenios, han producidos collares, colgantes, pulseras, anillos, pendientes y botones. Las tribu indígenas de América del Norte son muchas y muy variadas, con lenguas y culturas a menudo distintas las unas de las otras. También la religión cambia de una tribu a otra pero el principio fundamental siempre es una estricta relación entre el Hombre, el Dios y la Naturaleza que se expresa en un equilibrio de amor y respeto reciproco. Desde el siglo XVI, con la llegada de los Conquistadores españoles, los pueblos de los nativos se bautizaron pueblo que en castellano significa esto, termino que después se utilizó para nombrar las tribu nativas. Los españoles trajeron su propia cultura y a menudo obligaban a los nativos convertirse al cristianismo, a través de los monjes misioneros que desembarcaban desde las grandes naves juntos a los soldados y a los comerciantes.

Estos factores modificaron la cultura originaria de los nativos pero no lograron cambiarla del todo; muchos elementos se elaboraron de nuevo y otros han podido sobrevivir y llegar hasta nosotros. En la Época Contemporánea, en la segunda mitad del 900, los nativos de América han sido al mismo tiempo desterrados y preservados, creando en el área que comprende Nuevo México, Arizona, Colorado y Utah, parques naturales y áreas donde pudieran vivir según sus propias costumbres y cultura.
Entre todas las tribu de los nativos, las que destacan en la producción de joyas, son hoy los Zunos y los Pueblos del Río Grande de Nuevo México, los Hopis en Arizona y los Navajos en el área que se desarrolla entre Arizona, Nuevo México y Utah.
Los Indios de América del Norte, como los de América del Sur, tienen grande pasión por las plumas (en especial aquellas del loro Ara, de las cuales se acaban de extinguir las de color azul) . Para los nativos las plumas representan Wambli Galeska la Grande Águila Sagrada.
Las plumas se encuentran también en las joyas y en los instrumentos para los rituales; el talento consiste en saber escogerlas, cortarlas y ponerlas juntas.
Además de las plumas, los materiales más apreciados y usados son desde siempre las conchas, a menudo labradas, el hueso, la terracota y la madera; mientras entre las piedras están las turquesas, el esquisto, la malaquita, la catlinita, llamada también pipestone porque se usaba para fabricar pipas, objetos muy importantes en la cultura de los nativos, y la serpentina.
La piedra turquesa, llamada “piedra del cielo” también en los tiempos más remotos tenia un gran valor y desde siempre, como en el área del Himalaya, se le atribuyen propriedades terapéuticas, mágicas y religiosas tanto que todavía hoy se utiliza como amuleto de la suerte, salud y alegría. El coral, probablemente importado por los españoles en el siglo XVI, es un material muy apreciado y usado junto a la turquesa y a la plata.
Las gemas se utilizan en bruto en forma de pepitas u esculpidas en forma de animal, de pluma o de garra y después agujereadas con una piedra para ser transformadas en colgantes o amuletos; a menudo vienen alisadas y, cuando no vienen usadas como colgantes, vienen habitualmente montadas en cloisonné en joyas.
Los colgantes más antiguos, en piedra semipreciosa, antes de la llegada de los españoles, tenían formas de animales simbólicos como la tortuga, la rana, la serpiente, el perro hembra (que en mitología se vuelve Divinidad del Agua, protectora de la fertilidad y de los niños) y el cuervo (Nas-caki-yel que creó los hombre desde una hoja y, como esta, tenían que nacer, crecer y morir). Todavía hoy podemos encontrar esta rica cosmogonía en pequeñas esculturas amuleto y en collares.
Los Navajos realizan grandes collares con cordones (joclas) de piedras de turquesa y heishi(discos con agujero de varias dimensiones) a menudo realizados en concha o en coral.
Las joclas antes se usaban como pendientes largos; bajo esta forma, hoy día, se encuentran colgados en los collares para enriquecerlos.
También la plata fue introducida por los españoles y las poblaciones Navajo y Zuni son todavía hoy muy buenos plateros.
Las primeras joyas navajo en plata se remontan a 1860 y en general todas aquellas hechas antes de 1920 se consideran muy antiguas.
Por muchos aspectos las decoraciones de estas joyas hacen referencia a elementos traídos desde el Viejo Continente en el siglo XVI: hebillas, broches y anillos siguen formas que probablemente hagan referencia a sillas de montar y riendas españolas como en el caso de las conchas que son hebillas para cinturones.
También los collares tienen elementos decorativos que retoman el estilo de losConquistadores, es el caso de las Squash Blossom, collares que llevan tanto los hombres como las mujeres y que con probabilidad retoman las formas de las granadas y de las herraduras importadas por los españoles. Los collares más antiguos de este estilo son sobrios, no llevan muchos colgantes y están realizados exclusivamente en plata.
Juntos a los collares, los Nativos de América aman llevar grandes pulseras de plata, a veces enriquecidos con cuero y piedras, llamados Ketoch, cuya forma alta y alargada viene del hecho que antes las llevaban los arqueros y estaban hechas de cuero. Este tipo de joya es de los más antiguos ornamentos de los Navajo.
Las joyas de los nativos Zuni se diferencian de las de los Navajo por una mayor complejidad en la decoración y un gusto por los dibujos en mosaico realizados con multitud de piedras alisadas unidas entre ellas.
Otro elemento decorativo eran las garras de los osos grizzly; poseer sus garras y su piel era signo de gran valor: Cuando el grizzly ha entrado a formar parte de las especies en vía de extinción, sus garras se han realizados en otros materiales (plata, arcilla, hueso etc.).
En los últimos sesenta años la innovación de las joyas de los nativo de América ha sido determinada por tres artistas: el navajo Kenneth Begay (1913-1977), los dos hopi Preston Monongye (1927-1987) y Charles Loloma (1921-1991).
Desde la Prehistoria hasta hoy, la fascinación de las joyas de los nativos de América ha sabido sobrevivir cambiando y enriqueciéndose con señales, estilos, culturas y materiales, pero manteniendo siempre su profunda identidad cultural.

Doctora Bianca Cappello – Historico de la Joya
biancacappello@libero.it

FUENTES
France Borel, Ethnos – gioielli da terre lontane, Milano 1994
Cristina Del Mare, Shelby Tisdale, Il corallo dei Nativi d’America, Electa Napoli 2007
Wikipedia per le voci: Pueblo tribe, Hopi, Mitologia dei Nativi

Tag: , , , , ,