Joyas Orientales

TODA LA COLECCION ORIENTAL ONLINE PARA LA VENTA

Asia es un continente enorme, misterioso y rico de zonas climáticas distintas y poblaciones antiguas y milenarias: desde los caballeros de las estepas hasta los nómadas del vecino oriente, de los magníficos palacios indios a los cazadores de cabezas, desde los monjes que viven en “el techo del mundo” hasta la fastuosidad de la China Imperial.Las poblaciones nómadas y medio nómadas que recorren Asia suelen llevar su patrimonio transformado en joyas, tanto es así que las mujeres turkmenas, en el día de su boda, pueden llevar encima más de 17 kilos entre oro y plata como adornos. En esta sociedad, donde los caballos tienen hoy día una gran importancia practica y social, muchas joyas están hechas para sus aparejos: sillas esplendorosas, riendas y arneses están decorados en plata, cornalina y coral. Los turkmenos yomud llevan puesto no solo joyas como pulseras, pendientes y collares, también petos, dorsales, cinturones, tocados, y colgantes para el pelo. A menudo son joyas muy complejas, ricas de colgantes y cadenillas, con base en plata y plata dorada con dibujos geométricos, arabescos y apliques de piedras preciosas rojas. El rojo es el color preferido por los nómadas porque es símbolo directamente ligado a la sangre, y por eso con una gran fuerza vital. El coral (Corallium rubrum), sobretodo lo del Mediterráneo, no es solo una piedra preciosa, sino un verdadero talismán sin el cual ellos no podrían soportar el viaje a través del desierto. La ruta de la seda que desde China llegó hasta el Mediterráneo, tenía después el recorrido opuesto tomando el nombre de “ruta del coral”.En el Himalaia, la demora de los Dioses en el Tibet, Nepal, Ladakh, Buthan, las joyas cubren directamente los trajes. Una de las piedras preciosas preferidas es la turquesa, símbolo de aria, agua y cielo. Las mujeres del Ladakh llevan pesados peinados donde sus propios cabellos se trenzan con fieltro y telas rojas llenas de turquesas. La turquesa es un talismán no solo para el espíritu, sino también para el cuerpo, y se le atribuyen propiedades curativas. Ademas de la turquesa, el coral también es muy querido, y tiene testimonio desde los cuentos de Marco Polo. Junto con turquesa y coral encontramos el ámbar, que por ser más valiosa viene importada de los países bálticos. En los collares se ensartan también perlas pequeñas en ágata negra y oscura, llamadas Gzi, que se creía que adornaban los Dioses y que se lanzaban a la tierra por ellos mismos cuando eran defectuosas u estaban rotas; existen también otras leyendas que dicen que son los excrementos de un pájaro mítico que solo come piedras preciosas. En Lhasa las mujeres y los hombres se hacen agujeros en las orejas para llevar pendientes porque dicen que quien no lleva agujeros en las orejas se puede reencarnar en un asno.La India siempre ha sido uno de los centros más grandes para el comercio de piedras preciosas y desde los tiempos antiguos, muchas de las piedras preciosas más espectaculares se han encontrado en minas indias y ahora son parte de las joyas más preciadas de las colecciones en los museos y en los tesoros de muchas coronas europeas. La joya para los indios es una especie de documento de identidad que revela la apariencia, la espiritualidad, la clase y la superstición del que la posee; nada es casual: cada forma, decoración, material usado tiene un significado especial. La joya es el elemento distintivo para cada individuo, un medio a través el cual quien mira sabe perfectamente a quien tiene delante. Las piedras preciosas recubren literalmente las joyas indias y a menudo el oro solo sirve como apoyo y marco.Los recursos mineros indios son todavía hoy día incalculables, ademas de minas de diamantes, en India encontramos rubíes, esmeraldas, zafiros, berilios y muchas otras. Preferentemente el corte de las piedras es “cabochon” o sea liso y redondo; a menudo las piedras son agujereadas en el interior para hacer pasar el eje.También los esmaltes son muy usados y apreciados sobretodo porque la India ama mucho el color y el brillo.No solamente las piedras y los metales preciosos vienen utilizados en las joyas, también se usan semillas y partes de las plantas sagradas para ellos. En este caso las joyas son verdaderos talismanes. La búsqueda de semillas de Rudra (Elaeocarpus Ganitrus), es una verdadera caza al tesoro, donde las semillas están valuadas según las formas, dibujos y rareza y después montadas en las joyas como perlas y colgantes.Los temas preferidos en las joyerías indias son escenas sagradas y las divinidades Hinduistas y Budistas; otro tema usado es la naturaleza expresada con decoraciones estilizadas de guirnaldas y ramas con flores y también con animales, entre los cuales a menudo el pavo real (Pavo Cristalus), originario de los bosques indios e importado en Occidente por los Romanos.Una joya típica india llevada por las mujeres es el pendiente en la nariz, que puede ser muy preciado y decorado como verdaderos pendientes tradicionales.En el Sur Este asiático, Indonesia, Filipinas, Triángulo de Oro y Corea las joyas están ligadas a los materiales que provienen del mar: conchas (Ciprea Moneta, Tridacna gigas etc), nácar, tortuga, pero también madera de junco, cuerno, vértebra de serpiente, dientes de cocodrilo y de cerdo salvaje.Las joyas en metal están decoradas con estrechos trenzados fitomorfos en filigrana y granular donde las esferas pequeñas de metal pueden tener dimensiones distintas aumentando así el movimiento de la superficie.Otro tipo de decoración muy usado en el sur este asiático, tomado después por la cultura musulmana, es la incisión sobre plata con trenzado vegetales estilizados.Sobretodo en Indonesia son muy frecuentes los temas que tratan la edificación, por ejemplo casa y templos, y cuyo significado tiene que ver con el Cosmos y la Creación.También en China la tradición de las joyas es milenarias y no podemos hablar de joyas chinas sin pensar en el jade, nombre que tienen los minerales silicatos. El jade no solo está valuado como piedra preciosa, también se considera portador de poderes espirituales y mágicos; animales hechos con jade venían agujereados para ser colgados en capas y por supuesto usados como pendientes.Ademas del jade, las joyas chinas son a menudo decoradas con huesos y lazos de seda de color rojo.La joyería china incluye sobretodo ornamentos para el cabello de las mujeres como broches y pasadores; mientras para los hombres son los cinturones y colgantes. En tiempos recientes se han realizado también anillos y son muy apreciados los pendientes.Las técnicas más usadas en China en el labrado de metales preciosos son el calado, la filigrana y el granulado que se pueden hacer para decoraciones al día.Los temas decorativos más recurrentes son las nubes, el dragón y el fénix: el dragón es la fuerza de el Universo y está ligado a la longevidad y a la sabiduría, sus cinco garras son el símbolo del Emperador; el Fénix, o fenghuang, es un símbolo muy antiguo e importante también en las culturas del Mediterráneo (el Araba Fenice era un pájaro mítico que renace de sus propias cenizas) y en China es el animal símbolo de la Emperatriz.

Doctora Bianca Cappello – Historico de la Joya
biancacappello@libero.it

FUENTES:
France Borel, Ethnos – gioielli da terre lontane, Milano 1994
Hugh Tait, 7000 years of Jewellery, British Museum Press 2006
AAVV, Ori e Cavalieri delle Steppe, Silvana Editoriale 2007
Cristina del Mare, Massimo Vitale, Il Corallo nell’ornamento dell’Asia islamica dalla Turkia all’Uzbekistan, Electa Napoli 2001
Aldo Colleoni, La via del Corallo